El marketing deportivo ha demostrado ser cada vez más fuerte y está a la orden del día de las grandes, medianas y pequeñas empresas. Es sin duda una herramienta muy eficaz y rentable para generar oportunidades de negocio.

Te equivocas si crees que esta estrategia sólo funciona para determinados segmentos de mercado. Cuando consumo y pasión se unen, tienes una increíble y potente herramienta para usar como estrategia de marketing.

El marketing deportivo y la diferencia entre otros tipos de marketing

 

Para entender mejor que es el marketing deportivo, primero es necesario saber qué es el marketing o también llamado: mercadotecnia o incluso mercadotecnia deportiva.

De acuerdo con Philip Kotler , una autoridad a nivel mundial en la materia: el marketing es el proceso social y administrativo por el cual los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios.

Pero debo decir que esta definición ha evolucionado mucho en el tiempo y las hay de todo tipo. Hablaremos de ello en futuros posts.

Es a partir de ahí que el Marketing y sus herramientas entran en acción para ofrecer y promover los servicios y productos demandados por un determinado mercado.

Ahora que el significado de Marketing está más claro, podemos hablar sobre el Marketing deportivo.

El marketing deportivo es una segmentación del marketing cuya función principal es generar oportunidades de negocio en el mundo del deporte y utilizar el propio deporte como una herramienta para las estrategias de marketing.

Es decir: creación y ejecución de las acciones de Marketing en el medio deportivo y en todo lo que lo rodea, sean marcas, clubes, equipos, pilotos, copilotos, equipos o personalidades.

[magicactionbox id=”204712″]

Un poco de Historia: Marketing de los deportes

El concepto y las primeras prácticas de este tipo de Marketing comenzó a aparecer a principios de la década de 1920.

La compañía estadounidense Hillerich y Bradsby (H & B – ahora conocido como Slugger Museum & Factory ) puso en marcha una estrategia de comercialización y lideró, en aquellos entonces, la producción de bates de béisbol.

Esta acción desencadenó varias otras y los deportes comenzaron a ser vistos como grandes oportunidades de negocio de extremo potencial.

Los norteamericanos vieron y entendieron que los deportes generaban -y aún generan- oportunidades de negocio con alto potencial de movimiento y aplicación de fondos y extremadamente lucrativo.

Luego viene una cultura del deporte en los Estados Unidos . En consecuencia, el marketing deportivo era la herramienta más eficiente para aumentar los ingresos y crear marcas, eventos y deportistas más involucrados con sus públicos y el deporte en su forma de negocio.

Esta cultura se extendió por todo el mundo. En cada país, el marketing deportivo era responsable no sólo por la creación de negocios, sino también por el desarrollo y el aumento del culto a los deportes.

Obviamente, cada lugar tenía sus preferencias deportivas. Luego, o mejor dicho, hoy día las nuevas oportunidades de negocio se siguen creando como nunca, gracias a la era digital.

Por ejemplo, el fútbol en Italia, el rugby en Sudáfrica, el tenis en España y tantas otras modalidades diferentes en países distintos.

Sin embargo, el marketing deportivo es también responsable de la determinación de una armonía entre la producción y el consumo.

Para el mercado, cuando esta balanza se encuentra desequilibrada, no hay otra palabra para describir esa situación que no sea el fracaso.

Así que de nuevo, es importante el uso de los conceptos y últimas técnicas de marketing de atracción, tales como definir y conocer bien a fondo al público objetivo , sus intereses, en definitiva conocer todo sobre el target o público objetivo.

Posteriormente es muy importante la creación y promoción de contenidos de información y relevante para atraer y comprometer a las personas. Contenido que ponga en evidencia sus carencias o problemas y le proporcione una solución efectiva.

¿Por qué el marketing deportivo funciona?

 

Todo comienza con la pasión de las personas y también aficionados por un determinado deporte, equipo, evento o deportista.

Por encima del  “factor pasión”, las estrategias de marketing de deportes actúan para potenciar ese sentimiento y atraer a nuevos fans. La matemática es simple.

El marketing deportivo, cuando está bien planificado, elaborado y aplicado, da retorno. El retorno de la inversión (ROI) en este tipo de casos es siempre positivo. Y puedes ver ejemplos de ello a continuación:

Casos de éxito

 

La utilización y aplicación del Marketing deportivo se da de diversas maneras y en diversas vertientes.

En la actualidad, dos casos se distinguen por la inmensa cantidad de dinero que se mueven y el poder de atracción y retención de audiencia que tienen.

Super Bowl

Un ejemplo de esto es la Super Bowl, un evento que marca el final de la temporada de la liga de fútbol (NFL ) en los Estados Unidos.

Se trata del evento de mayor popularidad en el país, y uno de los más grandes del mundo. Y es donde el marketing deportivo muestra todo su potencial.

Para hacernos una idea, el valor de un spot o anuncio de televisión durante la final de 2016 alcanzó los 650.000 dólares por segundo de exhibición.

Muchas de las acciones empiezan a aplicarse días antes, semanas e incluso meses antes de la esperada final.

Marcas de varios sectores de mercado concentran todos sus esfuerzos en el evento. Productos de todo tipo se crean alrededor y enfocados en la gran final.

Algunos ejemplos de productos y servicios anunciados:

  • Chocolate
  • Coches
  • Refrescos
  • Cervezas
  • Películas
  • Productos de higiene como desodorantes y cremas dentales
  • Celulares
  • Empresas de comida rápida
  • Calzado
  • Salchichas
  • Empresas de tecnología
  • Marcas de ketchup …

¿Cuál es el motivo de todo esto?

oportunidad de negocio frente a una audiencia que es muy específica (aficionados a los deportes, principalmente), pero al mismo tiempo muy plural (edad, sexo, clase social …). Esta es la esencia del marketing.

Los deportes son de los mayores aliados a una demanda de consumo, y el marketing se aprovecha de ese momento para atraer, retener y obtener más ganancias ante una situación de gran movimiento financiero y un período de relajación del público.

Por eso las campañas suelen ser muy creativas, relevantes, divertidas y de gran inversión! Después de todo, toda esa inversión habrá generado mucho retorno.

Mira algunos de los mejores anuncios de televisión de la historia del Super Bowl:

 

Y ahora los mejores anuncios de la final 2016.

 

Las estrategias de marca de la NFL tienen una eficacia demostrada. Desde 2006, los beneficios de la liga crecen más del 50% y la proyección es que en los próximos años el margen llegue cerca de los 10 mil millones de dólares.

Todo ello, por supuesto, con gran ayuda de las técnicas de Marketing deportivo aplicadas.

¿Cómo utilizar el marketing deportivo?

Todo esto sólo demuestra la eficacia del marketing deportivo cuando se hace de manera estratégica y de forma inteligente.

La calidad y la producción de un contenido atractivo es extremadamente importante y, de forma empírica, funciona. Los deportes, y en nuestro caso los deportes de motor,  mueven a multitudes, tratan pasiones e involucran a las personas de una forma diferente.

Los deportes de motor no son solamente deportes. En este escenario, el marketing deportivo debe actuar para hacer la conexión entre la pasión, el entretenimiento y el placer de vivir, sentir y presenciar el deporte de motor para tratar de provocar emociones en las personas y, al mismo tiempo, los beneficios e ingresos para las compañías involucradas.

Y esas empresas deben actuar para ser vistas como socios de los equipos, no sólo como un negocio que busca el beneficio.

La imagen de una empresa asociada a un evento, deportista o equipo, la hace más agradable a los ojos de todos, al verla como un factor o asociación positiva a aquello que tanto nos apasiona , esto puede llevar a la marca a vivir sus mejores momentos.

Las empresas se convierten en parte de las vidas de los individuos y se recordarán de manera positiva y saludable.

Conclusión

La industria deportiva se ha convertido en una industria multimillonaria a partir de la promoción de eventos , licencias de productos, patrocinio de equipos, clubes y deportistas y varias otras vertientes sobre negocios relacionados.

El marketing deportivo hace uso de los contenidos ofrecidos por los deportes para ofrecer servicios y productos de diferentes maneras a las audiencias concretas y similares.

Y cuando está bien hecho, el Marketing Deportivo cumple muy bien sus objetivos: generar ventas y ganancias y garantizar entretenimiento y emociones para el público involucrado.

¿Te gustó el texto y quieres saber más sobre otras variaciones del Marketing? A continuación, haga clic en el enlace para aprender más sobre el marketing de contenidos .