La tecnologia en el deporte de motor se ha convertido en todo un reto de supervivencia en los últimos años. Disciplinas como la Fórmula Uno o el motociclismo han tenido que reinventarse para garantizar su viabilidad, debido en parte a los elevados costes que supone para cualquier equipo lanzarse a la competición.

Se han puesto a prueba numerosas estrategias como la utilización de energías renovables, el desarrollo de categorías menos exigentes y una serie de limitaciones y cambios que han perseguido reducir las emisiones de carbono, ahorrar en carburante o plantear competiciones ecológicamente más sostenibles.

Seguramente hayas oído alguna vez la famosa frase que dice que la información es poder. Pues bien, en estos tiempos de cambios en los deportes de motor este concepto ha ido cobrando cada vez más relevancia.

Los directores de orquesta de estas disciplinas no solamente han ido incorporando novedades para reducir costes y resultar menos contaminantes, sino que también se han ido enfocando estos cambios a conseguir una mayor precisión en el manejo de datos para poder sacar conclusiones y aumentar el rendimiento en la competición. Es aquí donde entra en juego el concepto de Big Data.

¿Sabes que es el Big Data y para que sirve? En esta entrada nos hemos propuesto dar respuesta a esta pregunta y enseñarte las ventajas que tiene aplicarlo a tu disciplina. Para ello, te vamos a exponer algunos ejemplos de Big Data en el deporte.

 

Consigue llevar tu proyecto deportivo a lo más alto.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu email totalmente GRATIS nuestras noticias..

Políticas de privacidad

 ¿Que es el Big Data y para que sirve?

 

Vamos a empezar a dar respuesta a esta cuestión tratando de ofrecerte una definición teórica que te ayude a entender el concepto en su máxima amplitud. En este sentido, podemos contarte que Big Data hace referencia a los conjuntos de datos de tanto volumen que las tradicionales aplicaciones informáticas de tratamiento de datos no cuentan con el suficiente potencial para procesarlos.

Introducirlos en las bases de datos relacionales para su análisis resultaría muy costoso y, además, te tomaría demasiado tiempo. Por eso, se ha generado una tendencia en el terreno de la tecnología que trata de realizar avances que vayan en consonancia con un nuevo enfoque de entendimiento y toma de decisiones, empleado para analizar y describir estos voluminosos conjuntos de datos.

El marco en el que se encuadra el estudio y tratamiento de estos datos masivos es el de las tecnologías de la información y la comunicación. En este sentido, debes saber que en el mercado hay numerosas herramientas para trabajar con estos tres tipos de Big Data que existen.

Además, contribuyen a satisfacer la necesidad que se plantea de gestionar considerables cantidades de datos para incluir la información en informes estadísticos y modelos de predicción que se emplean en diferentes áreas. Entre ellas, la publicidad, los análisis de negocios, el estudio de diversas enfermedades o, también, el deporte.

Antes de entrar en materia de cómo se debe aplicar esta tecnologia en el deporte de motor y qué beneficios puede producir, creemos conveniente darte una pequeña pincelada sobre los tres tipos de Big Data a los que ya hemos hecho referencia con anterioridad:

Datos estructurados, que son aquellos que tienen perfectamente definido su formato y su longitud (fechas, números…) y se almacenan en tablas.

Datos no estructurados, que carecen de un formato específico, por lo que no se pueden almacenar en tablas. Tampoco, desgranar la información hasta conseguir tipos básicos de datos. Los documentos multimedia, PDF o los correos electrónicos son algunos ejemplos.

Datos semiestructurados, que contienen marcadores que separan elementos diferentes, pero no están limitados a campos determinados. No se puede gestionar su información de una manera tradicional, y como ejemplo están las hojas de cálculo o los documentos HTML.

 Big Data y deporte

 

Ahora que ya te hemos ofrecido una explicación teórica, vamos a pasar a hablar de Big Data y deporte. Te preguntarás: ¿para qué me sirve? ¿Qué ventajas puedo obtener de todo esto? Más de las que a priori imaginabas.

Recabar y analizar los datos de tus competiciones deportivas te ayudará a aumentar tu rendimiento, ya que tendrás en tu mano la información necesaria para mejorar en tu toma de decisiones.

Imagina que eres un piloto de motociclismo y participas en importantes competiciones. Si consigues registrar y analizar todos los condicionantes relacionados con tu participación en esas pruebas, como los tiempos que empleas en cada vuelta, los picos de velocidad que alcanzas, la evolución de las posiciones que ocupas a lo largo de la carrera, etcétera, podrás contar con la información necesaria para saber en qué has fallado, qué es lo que has hecho bien y cuáles son las facetas que mejorar.

De esta forma, te será más fácil crecer y evolucionar. Además, esa valiosa información te servirá a la hora de buscar patrocinadores. Como sabes, las marcas necesitan datos objetivos y cuantificables, y quieren saber con exactitud la repercusión que ha tenido su inversión. Con estos informes en la mano, podrás ofrecerles garantías que te ayudarán a convencer a estos patrocinadores de que apostar por ti es la elección más acertada.

 Big Data y ejemplos

 

El origen del uso de Big Data en el deporte se remonta a mediados de los años 70. Bill James, que daba sus primeros pasos como articulista deportivo en Kansas, comenzó a analizar, con lápiz y papel, los registros históricos de los mejores jugadores de béisbol de las grandes ligas. Desmenuzaba cada estadística para emplear, únicamente, criterios objetivos en sus comentarios.

En Fórmula Uno, por ejemplo, estarás harto de oír a los diferentes comentaristas hablar de telemetría para analizar detalles relacionados con las condiciones climatológicas, los motores, la evolución de los pilotos… Cuando en realidad están haciendo referencia a datos que procesan potentes computadoras.

Tiene tal importancia el Big Data en este deporte que de ello puede llegar a depender, incluso, subir al podio de vencedores o quedar eliminado en una curva.Las escuderías están obligadas a trabajar con la información y tratar de sacarle partido porque llegan a estar en juego importantes cantidades de dinero.

Por tanto, la tecnologia en el deporte de motor es tan importante que ha llegado, incluso, a convertirse en una faceta más. El tratamiento de Big Data, sobre todo en la alta competición, es una función que puede llegar a estar al mismo nivel que la de un mánager de pilotos o, simplemente, un mecánico.